contaminación del agua

La contaminación del agua

Agua y contaminación son dos palabras íntimamente relacionadas como consecuencia de la actividad humana. Podemos mencionar desde basura hasta sustancias químicas invisibles, contaminantes que acaban en los lagos, ríos, arroyos, aguas subterráneas y, finalmente, en los océanos de nuestro planeta. La contaminación del agua -junto con la sequía y el aumento de la población- ha contribuido a una crisis del agua dulce que impacta significativamente y amenaza las fuentes de las que dependemos para el agua potable y otras necesidades fundamentales. 

Aunque casi el 70 % del mundo está cubierto por agua, solo un mínimo porcentaje, el 2,5 % es dulce. Y de ese índice sólo el uno por ciento del agua dulce es fácilmente accesible, dado que gran parte de ella se halla atrapada en remotos glaciares y campos de nieve. Por esta razón es primordial cuidar el suministro de agua.

Sus causas…

La contaminación del agua puede proceder de diversas fuentes.

-Desechos industriales. La industria es uno de los principales factores que provocan la contaminación del agua.

-De plantas de tratamiento de aguas imperfectas.

-Los vertidos y las fugas de los oleoductos pueden degradar el suministro de agua.

-El viento, las tormentas y el vertido de basura -especialmente de residuos plásticos– también pueden enviar desechos a las vías fluviales. 

-Aumento de las temperaturas.

-Uso de pesticidas en la agricultura. 

-Deforestación.

-Derrames de petróleo.

-También puede producirse a través de las propias tuberías si el agua no se trata adecuadamente.

-Otro contaminante del agua potable, es el arsénico que puede proceder de depósitos naturales, pero también de desechos  industriales. 

Esta contaminación tiene efectos que atentan contra la protección del medio ambiente y la salud del planeta. Algunas de las consecuencias más importantes son: la destrucción de la biodiversidad, la contaminación de la cadena alimentaria que supone la transmisión tóxica a los alimentos y la escasez del agua potable.

¡Cuidar este valioso recurso es prioridad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.