Los corales y el medio ambiente

Los corales constituyen el ecosistema más biodiverso del planeta, incluso más que los bosques tropicales.

Los arrecifes de coral funcionan como ciudades submarinas que sustentan a una cuarta parte de toda la biodiversidad marina -potencialmente hasta 1 millón de especies-. Proporcionan alimentos y medios de vida a al menos 500 millones de personas. Entre las funciones que se les adjudican podemos mencionar que sirven como un escudo que protege a las costas de la energía de las olas, las tormentas y las inundaciones, con lo cual ayudan a evitar muertes, daños a las propiedades y la erosión de las playas.

Los arrecifes de coral son ecosistemas naturalmente resistentes y se ha observado que se pueden recuperar después de los eventos de mortalidad si se les da la oportunidad y se reducen otros factores de estrés. Esto implica mejorar la calidad del agua, reducir la contaminación y garantizar que la pesca sea sostenible.

Apoyar a los arrecifes de coral para que sean más resistentes implica reducir su vulnerabilidad al cambio climático y otros factores perjudiciales.

El aumento de las temperaturas de los océanos y el cambio de sus características químicas se identifican como las amenazas mundiales más importantes para los ecosistemas de los arrecifes de coral. Estas amenazas están causadas por las temperaturas atmosféricas más altas y el mayor nivel de dióxido de carbono en las aguas del mar.

Los arrecifes de coral enfrentan muchas amenazas:

Contaminación que se origina en la tierra pero llega hasta las aguas de la costa.

-Basura y micro plásticos

-La pesca excesiva

La recolección de corales para los acuario y la producción de joyas puede llevar a la recolección excesiva de especies específicas, la destrucción del hábitat de los corales y la reducción de la biodiversidad.

Hay muchas cosas que puede hacer para conservar la salud de los arrecifes de coral

Cuando visite los arrecifes de coral:

  • Practique buceo con equipo de submarinismo de forma segura y responsable
  • Adopte un enfoque que no dañe a los arrecifes cuando use protección solar.

En el día a día

  • Recicle y deseche la basura como corresponde.
  • Reduzca al mínimo el uso de fertilizantes.  Los nutrientes (nitrógeno y fósforo) del fertilizante contaminan el agua y pueden dañar a los arrecifes de coral. 
  • Use medios de transporte ecológicos. El uso de métodos de transporte más limpios puede ayudar a reducir la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten en la atmósfera. Estas emisiones contribuyen a la acidificación de los océanos y a la mayor temperatura oceánica. En consecuencia, la mayor acidez del agua de los océanos impide el crecimiento de los corales y las temperaturas más altas causan la decoloración de los corales.
  • Reduzca las escorrentías de las aguas pluviales. 
  • Ahorre energía en su casa y en el trabajo.
  • Sea consciente cuando compre peces de acuarios. Asegúrese de que se haya obtenido de forma sustentable.

En síntesis, sin arrecifes, miles de millones de especies marinas estarían en peligro, millones de personas perderían su fuente de alimento más importante y muchas economías sufrirían un gran impacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.